Hubo una época, no mucho tiempo atrás en que me guiaba estrictamente por los decálogos de las llamémosles gurus de la alimentación. Esa proclamación tan de moda de ese estilo de vida wellness, una garantía de vida saludable, en equilibrio y armonía. Alguna de mis mejores amigas, me comentó que estaba siendo inflexible y muy radical, pero entonces lo entendí como que ella estaba equivocada y perdida en el mundo de la “mala” alimentación, mientras que yo sabía que era necesario cierto sacrificio por el bien de mi salud. Así, no era consciente de como en esta cultura de la dieta no se nos presenta una tercera opción, solo hay blanco o negro, bueno o malo, dieta o descontrol. Todo cambió un día, llamémosle el día del Smöoy porque fue a raíz de estos deliciosos yogures con chocolate y nata, que surgió la conversación que me haría ver las cosas de otra manera.
Sigue leyendo
Hace unos días me mudé a mi nueva casa en Alicante, a las afueras de la ciudad, donde apenas hay ruido y me encuentro muy a gusto. Además llamé para pintarla a los profesionales de Insa, Pinturas y Decoración, y puse las paredes de un tono tierra, muy de moda ahora. Aunque yo lo escogí por la paz y la calidad que transmite. El caso es que después de hacer la mudanza pude ya por fin a dedicarme a mi afición favorita: la lectura. Por eso hoy quiero hablaros de uno de los libros que he leído últimamente y que más me ha gustado: Cómo dejar de escribir, de Esther García Llovet.
Sigue leyendo
A mi amigo Javier le acababa de tocar el quinto premio en el Gordo de Navidad y, en una historia que escribió para un concurso de relatos cortos, desveló cómo había adquirido el número agraciado. Al parecer, él había dado con una página web, www.ladiosafortuna.com, que un amigo le había recomendado durante los días anteriores al sorteo. Él no lo dudó ni un momento y puso dicha dirección en su navegador para conocer precios, números disponibles y cómo adquirirlos. Como le convenció todo lo que rodeaba aquel servició, decidió lanzarse y probar fortuna. Con tanta casualidad que a la primera ya tuvo premio.
Sigue leyendo
Separarme de mi mujer después de estar 20 años juntos y tener un hijo de diez, no es lo mejor que me ha podido pasar. Pero tengo que aceptarlo. Después de la ruptura viví varias fases. La primera la de salir con mis amigos, la segunda la de apuntarme a páginas de contactos en Internet y la tercera, la de volver al pueblo. Ninguna me llenó. Hasta que comprobé que lo que me llenaba era estar con mi hijo de 10 años. Fuimos juntos a Ocio Aventura Cerro Gordo y disfrutamos de lo lindo haciendo rafting. Ahí es cuando comencé a ver la luz.
Sigue leyendo
Para escribir un relato ambientado en la ciudad de Sevilla quería acudir a la ciudad. Lo primero que necesitaba era, evidentemente, encontrar un hotel de mi confianza en el que hospedarme. En la capital hispalense existían posibilidades, pero para que no encontrar ningún aspecto negativo a mi viaje yo quería dar con un hospedaje barato y en el que no me faltara de nada. Por eso decidí confiar en Mercer Sevilla, una cadena de hoteles líder en toda España, con representantes no solo en la ciudad, sino también en otras de la importancia de Barcelona.
Sigue leyendo