Siempre me han gustado los objetos antiguos, por ese halo de misterio que traen consigo, por esa capacidad de generar mil historias pensando en a quién podría haber pertenecido en sus vidas pasadas. Porque sí, los objetos viven otras vidas y se las traen consigo a través del tiempo. Trabajo como periodista, así que mi trabajo consiste, precisamente, en buscar historias. Siempre estoy atenta y dejo que las historias me lleguen, lo mejor es que suelen hacerlo. Si bien, la forma en que me llegó mi última historia es la más original de todas. Todo empezó una tarde de esas en las que no estás haciendo nada de relevancia. Me acababa de divorciar y me había mudado a una casa nueva sin amueblar.
Sigue leyendo
Las redes sociales están difundiendo una cultura sana, que más allá de ser una moda y un elemento de marketing, es beneficioso para las generaciones más jóvenes crecer con referencias dirigidas a vivir de una manera activa. De hecho, muchas personas se han hecho famosas subiendo a las redes sociales imágenes mostrando su vida sana. Pero como ya había adelantado anteriormente, las redes sociales se utilizan en gran medida como una herramienta más de marketing. Y esto se traduce en una gran atracción de las empresas deportivas, que patrocinan de forma oculta a personas con muchos seguidores para publicitar su marca.
Sigue leyendo
Las pequeñas ferias de moda suponen la oportunidad perfecta para dar a conocer a una tienda de ropa y complementos. Si una empresa de verdad vale para un negocio como éste, ese es el principal escenario en el que darse a conocer. A día de hoy, son cientos esos negocios dedicados a la moda los que compiten por estar a la vanguardia en el sector. ¿Cuál es la clave para triunfar en un negocio tan exigente? Está claro que no hay una fórmula mágica.
Sigue leyendo
El 20 de noviembre de 1907 se presentó en el Teatro Real de Madrid la ópera Madama Butterfly, de Giacomo Puccini. Así que ahora, cuando se cumplen ciento diez años de la representación, es un momento estupendo para llevar a los niños a la ópera, en el Teatro Real, donde la han vuelto a programar, y también a la exposición que gira en torno a esta obra en el Thyssen de Madrid. Y es que hace unos días se criticaban los finos gustos culturales de la infanta Leonor, y desde mi punto de vista no hay por qué hacerlo, los pequeños pueden disfrutar del arte y deben hacerlo desde niños para aprender a valorarlo. Y esto es algo que trato yo siempre de hacer con mis hijos. Y no hace falta gastarse mucho dinero.
Sigue leyendo