Año tras año en nuestro país se registran cada vez más casos de depresión, sin embargo, muchos de ellos, ni siquiera salen a la luz. Las personas que sufren esta enfermedad se lo callan y, en algunas ocasiones, intentan disimular que están bien, aunque lo cierto es que la realidad ni es esa ni es parecida. Esta depresión puede venir motivada por multitud de factores, desde un gran disgusto, una decepción, una pérdida de algún ser querido, falta de confianza en uno mismo… Sea por el motivo que sea, lo cierto es que esta enfermedad puede llegar a ser tan grave que en algunos casos, quienes la sufren, se acaban quitando la vida, aunque la verdad, es que con ayuda, se puede superar, en más o en menos tiempo, pero como casi todo en esta vida, tiene solución. Es por ello por lo que en este post os contaré mi experiencia con esta enfermedad.
Sigue leyendo
Tenía 5 años, cuando montó en un avión por primera vez, su familia volaba hacia una nueva vida en América. A su madre, le habían dado un puesto en Nueva York, una gran oportunidad que, según ella, no podía desaprovechar. Un buen sueldo, un buen seguro médico, y multitud de ventajas y oportunidades de formación y promoción, argumentaba Cecilia. Se instalaron en Manhattan, el mejor barrio de la ciudad, en una increíble mansión, como las de las pelis. Martín (en el futuro (Martin, con acento en la a), era pequeño, y no era consciente del gran cambio.
Sigue leyendo