La democratización de las plumas estilográficas

16 mayo, 2018
La democratización de las plumas estilográficas

Me disponía a escribir un relato para subir a mi blog, y como soy un pureta de la tradición, cogí mi pluma estilográfica Pelikan M200 y me dispuse a escribir. Entonces ocurrió uno de los mayores males que le puede pasar a toda pluma estilográfica, el plumín “se enganchó”. Para aquel que no sepa de que estoy hablando, es normal.

Las plumas estilográficas son uno de los métodos tradicionales modernos que más pasado de moda está, pero que trae tras de sí a una gran cantidad de seguidores y marcas. Para aquel que no conozca bien el sector de la estilográfica, hay que decir que a pesar de ser un sector pequeño, tiene bastante importancia.

Muchas marcas de plumas estilográficas no sólo se dedican a fabricar plumas, accesorios y tinta. Existen marcas bien conocidas como Pelikan, Pilot o Faber Castel que a pesar de fabricar piezas increíbles de gran calidad, fabrican otros instrumentos de escritura, accesorios de papelería, papel y más productos que le dan fuerza a la marca.

Una de las peores situaciones que te pueden pasar al comprar una pluma estilográfica es que “se enganche”, es decir, que los gavilanes (los extremos de la pluma estilográfica) se desequilibren y se claven en el papel como consecuencia del desequilibrio. Esto suele ser un problema por la delicadeza de los plumines, que son difíciles de reparar además de caros. Además, si tienes un plumín de oro el problema se magnifica, pues estos son relativamente caros.

Por este motivo, muchas empresas se han dedicado a fabricar y vender plumas con plumines de aluminio, que son más baratos y algunos de muchísima calidad. Estas plumas se configuran en un sector que podríamos tildar de gama media o gama baja, y que atrae a muchos consumidores por la gran relación calidad-precio.

Las marcas han explotado este sector, y encontramos a marcas como Lamy, Pilot o Twsbi que han fabricado modelos mundialmente conocidos, que suponen la puerta de entrada para mucha gente que desea escribir con pluma. Escribir con pluma te permite experimentar la escritura desde un punto de vista diferente, ya que puedes cambiar la tinta siempre que quieras, y además a largo plazo es más económico que los bolígrafos y rollerballs tradicionales.

Si la pluma estilográfica se utilizaba con mucha frecuencia hace cincuenta o sesenta años, con la aparición de los bolígrafos se redujo la utilización de las mismas en los países occidentales. Pero en los países asiáticos, o en India, la pluma estilográfica tiene mucha fuerza todavía. De hecho, se dice que los plumines japoneses son de los mejores que se pueden encontrar en el mercado.

Pero entonces ha llegado China y ha revolucionado el mercado de las plumas estilográficas. Tradicionalmente, las plumas estilográficas chinas rascaban mucho el papel, sufrían problemas en el flujo de la tinta, y si querías importarlas a veces ni llegaban a casa. Pero ahora todo esto ha cambiado.

La calidad y los bajos precios están revolucionando el mercado.

Lo que vamos a comentar no se limita únicamente al sector de la pluma estilográfica, sino que se puede ver en muchísimos sectores. China ha conseguido ser una potencia económica no solo a base de copiar productos a otras empresas. Las leyes de transferencia del conocimiento implementadas por el Gobierno chino, fuerzan a las empresas extranjeras que quieren comercializar sus productos en China a intercambiar los modelos y planos de los mismos.

Esto hace que los chinos sean capaces no sólo de copiar, sino también de fabricar sus propios modelos con la calidad suficiente para venderse con mucha facilidad, y todo a ello a unos precios realmente competitivos. De esto habla un gran entendido de plumas estilográficas en su blog, en el que hace reviews muy interesantes de plumas estilográficas chinas de gran calidad.

Otro de los puntos fuertes de las plumas estilográficas chinas es que se fabrican en grandes cantidades, lo que favorece al precio final. Comprar en gran cantidad es algo que realizan muchas empresas, como Liquistocks, una empresa especialista en la venta de liquidaciones de stocks al por mayor que ofrece lotes de productos nuevos de primera calidad al mejor precio del mercado.

Por último, vamos a hablar sobre cómo comprar estas plumas que vienen del continente asiátco. Pues bien, recurrimos a Internet, y en páginas como eBay o incluso Amazon encontramos piezas a precios realmente buenos, algunas de ellas con el envío incluido. Arriesgarse a comprar es cada vez más fácil gracias a las políticas de devolución si pagas por Pay Pal. Ya no hay excusas para iniciarte en el mundo de la estilográfica.