Lo que la vida te da, la vida te lo quita

29 Mayo, 2017
Lo que la vida te da, la vida te lo quita

Le encantaba su profesión de dependienta de librería, aun así lo dejo para que su, ahora expareja, alcanzará su sueño, quería ser inspector de hacienda y para ello tendría que enfrentarse a unas duras oposiciones. Por su parte, María, como graduada en educación infantil, esperaba algún día pode hacer lo mismo que Juan y poder sacar una plaza en una escuela pública. Pero eso sería más adelante, por ahora María debía aceptar un trabajo como operaria de fábrica ya que suponía unos ingresos mayores que los que generaba su trabajo como dependienta.

Cuanto se arrepentiría María de su decisión, sobre todo teniendo en cuenta que a los pocos meses de sufrir el accidente que le cambió la vida, Juan habría alcanzado su meta, ya era todo un inspector de hacienda. Conseguido esto tan solo le quedaba dejar a María en la estacada para largarse con una chica que había conocido en la academia donde preparaba las oposiciones.

El accidente le costó a María, algunas lesiones más o menos severas que la incapacitaban para realizar cierto tipo de trabajo, entre ellos el que venía desempeñando hasta el momento. Pero el grado y tipo de invalidez que le correspondía no quedaba nada claro. Así que finalmente contactó con Durán & Durán abogados, un despacho con más de 20 años de experiencia profesional y miles de asuntos resueltos en los Juzgados y tribunales, creado por D. Miguel Durán (Ex Director General de la ONCE) y su sobrino Miguel Ángel Durán Muños, y que cuenta con un abogado especializado en discapacidad, y allí le aclararon todas las dudas respecto a su resolución de invalidez. Hoy, gracias a esta firma, María recibe una pensión justa.

La nueva pareja

María se arrepentirá toda la vida de haber tomado esa decisión que por poco le cuesta la vida, pero lo peor de todo, es que la convierte en una idiota integral, ¿cómo se le ocurrió dejar su trabajo, su sueño y su vida para complacer a otra persona?, ¿cómo no hizo caso a sus familiares y amistades cercanas cuando le advirtieron del error que cometieron?

Afortunadamente, la pensión que recibe hoy María le permite preparar las oposiciones con tranquilidad y así algún día verá su sueño cumplido,  llegar a ser la mejor maestra de algún colegio público, de alguna parte de la geografía española, enseñando a es@s loc@s bajit@s que tanto le gustan.

María no quiere saber nada más de hombres, y ahora comparte su vida con un gatito, Félix le ha puesto de nombre, que se coló por su ventana en una fría noche de invierno. Desde entonces se han hecho inseparables e incluso lo saca a pasear con una correa. Nunca se le había visto más contenta.

En cuanto a Juan, las cosas no le van también como él hubiera querido. Finalmente, su nueva pareja lo dejó por su mejor amigo, Alfonso. A María nunca le había gustado, siempre intentando tocar su boca cuando, a modo de saludo, le daba dos babosos besos en las mejillas. Según le comentaron, su expareja acude regularmente al psiquiatra y actualmente se encuentra en tratamiento farmacológico. El sabio carma haciendo de las suyas… Ninguno de los dos se ha vuelto a ver.