Mi secreto para triunfar en cualquier tipo de velada

29 noviembre, 2017
Mi secreto para triunfar en cualquier tipo de velada

Organizar eventos en casa es todo un arte. Hay quien odia hacerlo en su propio domicilio porque eso supone un extra de presión al que no están dispuestos a someterse. Otros, en cambio, estamos encantados de hacerlo una y otra vez, con nuestra pareja, nuestros amigos o nuestra familia. El currículum que tenemos algunos en este aspecto ya es a todas luces extenso.

Desde el mismo momento en el que me independicé, con apenas 25 años, decidí que todo aquel que me visitara tendría que llevarse una opinión inmejorable de mi rendimiento como anfitrión. Para eso no sólo bastaría con ser amable. Ofrecer una copa y algo de picoteo sería una buena manera de dejar una gran sensación al visitante. Y lo cierto es que me apunté muchos triunfos. Triunfos que tuvieron un denominador común. A continuación os cuento las experiencias:

  • Los primeros en acudir a mi nuevo domicilio fueron mis padres y mi hermano. Ninguno de los tres suele beber alcohol, por lo que pidieron para beber algo de refresco. Por tanto, decidí ofrecerles la bebida en uno de los nuevos vasos que había adquirido. La amplitud y la calidad del cristal de aquellos recipientes impresionó mucho entre mi familia.
  • En segunda instancia, decidí organizar una fiesta de fin de año con mis amigos también en mi casa. Éramos un total de seis personas. Queríamos tomar una copa antes de salir a alguna de las discotecas de nuestra ciudad. Y lo cierto es que pasamos un rato extraordinario, ideal para dar entrada a una noche de ensueño. Algunos de mis amigos decidieron tomar un combinado durante la estancia en mi casa, y para ello decidí apostar por las copas para combinados que también había adquirido antes de trasladarme a vivir en aquel lugar. El diseño del recipiente causó sensación.
  • La visita que para mí fue más especial fue la de mi pareja. Aunque llevábamos un tiempo saliendo, nunca habíamos disfrutado de una velada a solas en casa de alguno de los dos. Ella aún vivía con sus padres, por lo que mi independencia ofrecía un lugar ideal para organizar una cena sin que nadie nos molestase. Una vez que terminamos de cenar, decidimos tomar un cóctel. Y también para aquella ocasión tenía preparada una copa ideal. A mi chica le gustó por su elegancia.

En efecto, disponer de vasos y copas de calidad me ha hecho ganar enteros en todas aquellas visitas que he organizado en casa. He sorprendido a colegas, novia y sobre todo a mis familiares, que nunca llegaron a pensar que de mí saliera apostar por tanta calidad. El secreto del éxito no era otro que el de confiar en Giona Premium Glass, un proveedor ideal de recipientes caracterizados por su gran resistencia, un diseño de primer nivel y una elegancia digna de elogio.

Un ejemplo para los demás

Cuál fue mi sorpresa cuando, al acudir a casa de uno de mis amigos a cenar, me encontré con más material de Giona Premium Glass. Efectivamente, mi amigo había decidido seguir mis pasos y dejar en manos de una entidad como tal la elegancia que siempre ofrecen los vasos y las copas en una cena o un evento similar.

La verdad es que, desde que me independicé, he visto como muchos de mis amigos e incluso mi novia han apostado por productos de la misma compañía. Y lo cierto es que, aunque se trata de un caso cuanto menos curioso, tiene su parte (gran parte, además) de lógica: la calidad siempre gusta. Y si es a un precio coherente, mucho más. Los productos de Giona Premium Glass atesoran esa calidad y una apuesta por ellos está más que justificada. Al fin y al cabo, gracias a ellos pude demostrarle a mi familia, a mis amigos y a mi pareja que puedo vivir de manera independiente y manteniendo mi personalidad.