Isabella no era una niña que jugara con la Barbie o la Nancy y pasase horas delante del espejo vistiéndose de princesa, porque a ella no le gustaba ponerse el vestido rosa y voluminoso con tul y gasa, le gustaba crearlo. Pasaba horas viendo revistas de moda y dibujaba sin parar los modelos que alguna vez le gustaría llegar a confeccionar. Tenía muñecas, claro, pero jugaba a crearles nuevos vestidos con trozos de tela y nuevos diseños cada día.

Sigue leyendo
La vida da muchas vueltas y el que hoy tiene una casa de 200m2 mañana puede estar viviendo sobre cuatro ruedas. Hay quien puede tomarse esa afirmación, sobre todo teniendo en cuenta cómo están las cosas actualmente, pensando que hablo de bancarrota y de una familia que acaba perdiendo su vivienda, pero hoy mi historia es mucho más amena, mucho menos dramática.
Sigue leyendo
Cuando Aday decidió ponerse a dieta jamás pensó que le sería tan complicado tener que prescindir de ciertos alimentos. Él pensaba que con un poco de ejercicio e inflándose a verdura empezaría a adelgazar evitando pasar hambre, pero estaba muy equivocado. Una cosa es el hambre y otra muy diferente es el capricho o las ganas de comer algo sólo por el mero hecho de que lo tienes prohibido. Tampoco pensó en los eventos sociales y en cómo debería conformarse con una ensalada mientras sus amigos comían de todo… simplemente pensó que todo iba a ser más sencillo que lo que parecía.
Sigue leyendo

Mi Contador es un punto de encuentro de todos aquellos narradores que tienen cosas que contar. Hay personas que necesitan contar sus vivencias, otras que sólo quieren desahogarse y hay personas que inventan historias que no han ocurrido nunca ni ocurrirán jamás.

Sigue leyendo