Son muchas las buenas historias que podemos crear de la nada y que nos pueden convertir en escritores de primera línea. Lo bueno que tiene la literatura es que no existe ningún tipo de límite a la imaginación y que cualquier tipo de acción tiene cabida en cualquier de nuestras páginas. Y esa es una de las razones por las cuales la literatura es tan bonita y tan abierta a cualquier tipo de tendencia. Desde luego, no cabe la menor duda de que es la libertad el principal motivo que hace grande a la literatura.
Sigue leyendo