En la vida siempre hay pruebas que hay que pasar. Algunas son muy dudas, como por ejemplo enfermedades, accidentes o muertes, otras son muy asumibles. No hay que hacer un drama de algunas cosas que son tan simples que se pueden arreglar en los tribunales. Y por ejemplo, los despidos son uno de ellos. Siempre digo que todas las personas tendríamos que pasar por un par de despidos para aprender. En mi caso yo ya estoy en esa regla.

Sigue leyendo

Quizá os suene a tontería, pero el año que pasamos las vacaciones en el Mediterráneo fue una de nuestras mejores experiencias. Ese año salimos mi pareja y mis dos hijos de nuestra casa en Madrid para dirigirnos al Mediterráneo. Lo hicimos sin rumbo, cogimos la A3 y al llegar a Valencia decidimos para donde tirar. En este caso nos fuimos hacia el norte por la carretera nacional que va a Barcelona y cuando ya se estaba haciendo de noche decidimos parar. Quizá haya sido por casualidad, quizá por el destino, todavía no lo tenemos claro pero lo cierto es que acabamos en Peñíscola. 

Sigue leyendo