Los vehículos que hoy conocemos como coches nacen como una evolución del el carro tirado por animales durante el siglo XIX. El automóvil, del griego αὐτός autós, "a sí mismo", y del latín mobilis "que se mueve”, ha sufrido una evolución a lo largo de la Historia, desarrollando su potencial, mejorando en materiales, tracción y combustible, además la variación en los diseños que se han ajustado al gusto de cada época.  
Sigue leyendo