Tenía 4 años cuando toda la familia de Jaime decidió hacer una escapada rural. Fue en el verano del 2016 y lo pasaron en Nerja, en esta casa rural en Albacete donde hicieron senderismo, practicaron el tiro con arco e incluso se lanzaron en tirolina. Estando allí, su madre descubrió la admiración que tenía Jaime por las aves, pues se pasó toda la semana señalándolas y gritando “mira mamá como vuela” y “mira mamá qué colores más bonitos tienes”. Por eso, cuando llegaron a casa y tras hablar con su profesora de educación infantil en A Camelia, decidieron regalarle un ave doméstica.
Sigue leyendo
Tras fallar cuatro veces en el intento de quedarte embarazada mediante inseminación artificial tu mundo se viene un poco abajo. Supuestamente no tienes problemas para quedarte embarazada y supuestamente todo lo tienes a tu favor pero la realidad es que ya van cuatro intentos y aunque los médicos quieren intentarlo una vez más tú ya prefieres pasar directamente a la fecundación in vitro porque no sabes si serás capaz de aguantar en pie una nueva estocada. Y entonces empiezas a pensar que, tal vez, la FIV tampoco funcione. ¿y si me hago una FIV de donante?
Sigue leyendo
¿Qué haríais vosotros si os tocara la lotería? Pero un pellizco pequeño, no, yo hablo de uno gordo. Sé que es prácticamente imposible pues las posibilidades de que algo así ocurra deben ser de una entre un millón, pero yo no he podido evitar imaginarme la situación y cada vez que lo pienso se me pone el vello de punta. Probablemente habría comprado un número de la lotería nacional en Lotería Dulcinea de Oro, porque las pocas veces que juego lo hago con ellos, y por la noche vería el número agraciado. “¡DIOS!” exclamaría al comprobar que es el mío, me pondría a llorar y empezaría la aventura.
Sigue leyendo
¿Quién dijo que para tener una boda de ensueño hace falta invitar a 500 personas, tener un prado verde lleno de flores para el cocktail y las fotos, y luego un banquete por todo lo alto con un chef que te haga menús gourmet con nombres tan variopintos como “entrecot a las hierbas con extracto de cebolla caramelizada y aroma de queso roquefort”, que al final viene a ser lo mismo que decir que el plato principal es un entrecot al roquefort con cebolla caramelizada. De hecho, sólo por poner ese nombre tan divino y media ración en el plato en lugar de una completa ya te cobran el doble de lo normal… pero queda tan bonito…
Sigue leyendo
Abrí la puerta de casa y ahí estaba ella, y sonrió, y yo no sabía qué decir, por eso fue ella quien habló primero: “Cámbiate”, me dijo, “Nos vamos de cena”. Y yo obedecí, como un perrito faldero, porque era raro que preparara una cena sorpresa pero más raro aún era que me esperara arreglada para salir a cenar. “Te voy a llevar a un japonés”, comentó mientras yo me cambiaba de ropa, “¿A un japonés?”, pregunté yo extrañado, y un “sí” fue su única respuesta.
Sigue leyendo
¿Conocéis ese momento en el que tu cuerpo y tu mente se ponen de acuerdo para decir “basta”? No sabría cómo catalogarlo pero no se lo deseo a nadie, es como si un interruptor que da fuerza al mecanismo de tu organismo tuviera una subida de energía y se quemara. En ese punto ya no hay vuelta atrás, da igual las veces que intentes encenderlo de nuevo porque hasta que no venga un técnico que lo arregle no volverá a funcionar y el problema es que ese técnico no eres más que tú mismo, y no tienes ni idea de por dónde empezar.
Sigue leyendo
¿Conocéis la facilidad con la que una persona sana, a la que le gusta cuidarse, puede caer en trampas que le llevan a dar pasos en direcciones equivocadas? Hay cientos, miles de personas que (aunque ya no sea noticia) siguen cayendo en las fauces de las temidas enfermedades alimentarias, y muchas de ellas llevan años atrapadas en sus garras. Esta es la historia de Claudia, una joven sana, guapa y fuerte que acabó entrando y saliendo de diferentes centros especializados intentando curarse de una bulimia que la estaba consumiendo desde dentro.
Sigue leyendo
Sus aguas, libres e inmensas, tienen el poder tanto de darte vida como de quitártela, por eso el respeto que debemos tenerle al mar, al océano, debe ser tan inmenso como lo es él. El mar puede ser calmo, tranquilo, como una gran piscina donde los niños juegan y las familias comparten grandes momentos, pero también puede ser bravo, tempestuoso e incluso puede destruir ciudades con sus inmensas olas, tsunamis que nos regala de vez en cuando a modo de espectacular fenómeno de la naturaleza.
Sigue leyendo
Cuando alguien accede a tu vivienda sin tu permiso la sensación de inseguridad y de extrañeza que se crea en tu interior es muy difícil de sobrellevar. Estoy hablando de los robos que muchos de nosotros hemos sufrido en nuestra propia piel, una situación que no le deseo a nadie. Antes, cuando alguien me contaba su experiencia y me decía que se sentía rara viviendo en su casa yo no podía entenderlo, ahora sí.
Sigue leyendo
Ahora que se acerca carnaval no puedo evitar recordar ciertos momentos vividos mientras iba disfrazada en otros carnavales y fiestas de disfraces. De hecho, he llegado a un punto en el que he tomado la determinación de huir de cualquier cosa que suponga un disfraz porque me he dado cuenta de que lo que para mí antes era un juego, un momento de diversión, ahora es nerviosismo y mal estar por culpa de las vivencias que he tenido.
Sigue leyendo