Dolores provocados por tu boca

15 enero, 2019
Dolores provocados por tu boca

Quiero compartir con vosotros una experiencia que la verdad creo que puede aportar a muchas personas. Os pongo en antecedentes. Llevaba unos meses muy mal, con unos dolores de espalda tremendos. Algo que me impedía hacer vida normal. Por la mañana me levantaba muy cansado y después de trabajar estaba molido. Sin ganas de nada. Esto provocó un caos en mi vida. Eran unos dolores tan grandes que no podía ni salir de casa, adiós a mi ocio, adiós a hacer deporte. Con todo esto que implica.

Después de muchas visitas a los médicos, sin apenas saber qué me pasaba estaba desesperado. Unos me decían que se podría tratar de fibromialgia, pero rápidamente se descartó. Otros me decían que era por culpa del colchón de mi casa. Pues bien, me gasté un pastón en el mejor colchón de una tienda muy conocida. Pues nada. Los dolores seguían presentes. Nunca pensé que una visita al dentista iba a solucionar mis problemas. Así como os lo cuento.

Muy poca gente sabe que el dolor de espalda está relacionado con la salud bucal. Pues bien, la realidad es que el estado de la boca puede tener consecuencias en la espalda y también en el cuello. En la clínica Dental Equipo de la Torre me dijeron que uno de los principales motivos por el que aparecen dolores de espalda es por la falta de sueño o por un descanso de mala calidad que puede estar provocado por problemas orales. ¿Has oído hablar del bruxismo? Yo hasta ese día tampoco.

Bruxismo

El bruxismo es una dolencia por la que se aprietan los dientes, generalmente durante las horas de sueño. Esto provoca que los músculos del cuello y de la espalda se carguen, con las consecuencias que ya hemos comentado. Además del bruxismo, problemas como maloclusión o infecciones bucales pueden afectar a los músculos de la espalda. Nunca pensé que mi forma de dormir podría provocar esos dolores.

Por eso te digo que si sufres habitualmente dolores de espalda, tu dentista puede ayudarte. Especialmente si es algo que te ocurre con frecuencia y que tampoco te permite descansar correctamente por la noche. Que el dolor de espalda y la salud oral de tu boca estén relacionados, es mucho más probable de lo que imaginas. Incluso si mantienes unos buenos hábitos de higiene bucal, los problemas derivados de la mordida necesitarán de atención profesional. La mandíbula y la columna vertebral forman una unidad. Tal es así que en ciertas personas, la llamada “mordida cruzada”, en la que la mandíbula inferior se antepone a la superior al cerrar la boca, puede producir escoliosis, una desviación lateral de la columna. La verdad es que mi vida cambió por completo.

Otros problemas provocados por los dientes

Ahora bien, después de conocer todo esto, decidí leer un poco más sobre este asunto y he comprobado que  la pérdida de piezas dentales es el primer atisbo de enfermedades cardiovasculares. Parece ser que existe una relación directa entre el número de piezas dentales perdidas de un paciente y el nivel de arteroesclerosis que sufre.

Entre otras cosas, podemos encontrarnos con problemas de pérdida del tono fibrilar, por lo que se relentizará la contracción-relajación de los músculos lo que nos provocará fatiga muscular. De aquí a las lesiones por desgarros y lesiones tendinosas solo hay un paso. Falta de piezas dentales e infecciones bucales producidas por caries son causa directa de enfermedades como la gastritis.

Las caries dentales, producidas por la acumulación de placa bacteriana también pueden ocasionarnos más de un disgusto, ya que si dichas bacterias consiguen pasar al torrente sanguíneo, tendrán acceso a prácticamente cualquier rincón de nuestro cuerpo. Leyendo vi que un ciclista conocido estaba siempre lesionado. No daban con la razón. Así que un día descubrió que era por culpa de la caries. No se lo pensó y decidió sacarte todas las piezas dentales. Desde ese día no volvió a lesionarse.

Ahora ya puedo volver a hacer mi vida normal. He recuperado mi vida de ocio, vuelvo a hacer deporte, en definitiva, vuelvo a ser una persona feliz, sin dolores. Debemos asimilar que lo que pasa en la boca puede repercutirnos en todas las partes del cuerpo. Por eso no tengas dudas de que cuidar tu boca es el primer paso para mimar el resto de tu cuerpo.