El hada de los dientes o el ratoncito Pérez

22 mayo, 2019
El hada de los dientes o el ratoncito Pérez

La literatura, y en espacial los cuentos infantiles, fábulas y leyendas, han servido para intentar enviar un mensaje a la población, y por norma general tienen una clara orientación pedagógica. En el caso del ratoncito Pérez, de su equivalente anglosajón, el hada de los dientes, sus historias han servido al sector de la odontología para tranquilizar a los niños y niñas cuando llega la temible hora de la extracción dental. La mayoría de los peques tienen miedo al dentista y la promesa de la recompensa, hace que colaboren más durante todo el proceso.

Los problemas bucodentales son un serio problema de salud pública en todo el mundo, confirman en ZM Centro de Odontología Avanzada, por ello, recomiendan que los niños acudan al dentista lo antes posible cuando comienzan a erupcionar los primeros dientes, porque el aprender hábitos de higiene, alimentación y medidas preventivas es fundamental para la salud bucal. En esta clínica

utilizan tecnologías que garantizan intervenciones indoloras y dónde el niño disfrutará de su estancia aprendiendo técnicas de higiene.

Una buena manera de motivarlos y que pierdan el miedo el dentista, es contarles historias como la del hada de los dientes o la del ratoncito Pérez, pero ojo, que detrás del cuento del hada de la tradición anglosajona, se esconde una historia terrorífica, espeluznante, que de enterarse los niños y niñas, dudo mucho que quisieran volver a perder un diente de leche.

¿Conoces la verdadera historia del hada de los dientes?

El hada de los dientes, la verdadera historia

La historia que las mamis y papis suelen contar a sus hij@s es la de una pequeña hada que deseaba ser una niña normal, como los niños y las niñas de las tierra y no practicaba su magia. Si no lo hacía, le advirtió el hada madre, perdería sus poderes para siempre. Para convencerla de la utilidad de su poder, la madre reunió a sus hijas y una a una les preguntó en qué pensaban emplear sus poderes. La primera dijo que haría girar a todos planetas en torno al sol. La segunda daría el amor a los seres humanos, de manera que nunca tuvieran que vivir solas. A la tercera, la más pequeña, nada se le ocurrió, así que su madre le encomendó una especial misión: hacer de la caída de los dientes de leche un momento mágico, recompensando a los peques con un regalo, por su pérdida, que viena ser la pérdida de su infancia. Para que esto no ocurra, cada diente se convertirá en una estrella en el cielo. Así, la pequeña, pudo cumplir su sueño y ser una de las mejores amigas de los más peques.

Pero este bonito cuento infantil, esconde una macabra historia. Cuenta la leyenda que la verdadera historia del hada de los dientes es la de una mujer que siempre que hacía regalos a los niños y niñas cada vez que alguno perdía un diente. Debido a esto, los peques, que la adoraban, empezaron a llamarla el hada de los dientes. Un día, la casa de la mujer ardió y el fuego, quemó buena parte de su casa. A partir de entonces dejó de salir y escondió su rostro tras una máscara.

Los niñ@s, todavía visitaban a la mujer, pero un buen día, algunos empezaron a desaparecer y los vecinos, la culparon de lo que estaba sucediendo y la colgaron. Más tarde, los niñ@s regresaron a sus hogares. Habían cometido un error. Antes de morir, la mujer, traicionada, jura vengarse de sus vecinos. Así, visitaría a los niñ@s la noche de la caída del último diente de leche y si la descubrían sufrirían la fuerza de su ira.

Son muchas las personas que aseguran haberla oído, rugiendo como un animal salvaje y algunos, incluso cuentan que han llegado a verla. Se trata de un figura de apariencia humana, pero con una larga cola y unos enormes cuernos puntiagudas. Solo tiene un punto débil, la luz, por eso siempre esconde su cara. Si te la encuentras en medio de la noche, recuerda, enciende la luz lo más rápido que puedas, de lo contrario, sabrás lo que es al venganza. Por si acaso, nunca te quedes a oscuras.