La cerámica, uno de los grandes desconocidos de la decoración

11 diciembre, 2020
La cerámica, uno de los grandes desconocidos de la decoración

Hoy os quiero hablar de la cerámica y es que mi experiencia con este material es prácticamente única, dado que, a pesar de vivir en España, uno de los lugares del mundo donde más cerámica podemos encontrar, la realidad es que yo apenas conocía este material más allá del fútbol. Y es que a muchos de vosotros quizá esta relación os pueda sonar extraña si bien es cierto que el campo del Villareal se llama estadio de la cerámica. Esto es algo que quizá me debió de hacer sospechar sobre el nombre y la casualidad de que fuese ese el estadio de la cerámica y no otro el que recibiese ese nombre.

Pues bien, hasta hace poco, como os decía, apenas conocía este material y no fue hasta un viaje que hicimos mi familia y yo a Peñíscola desde Madrid, donde optamos por ir por la A-7 en lugar de por la AP-7, cuando realmente me di cuenta de la magnitud de esta industria en la zona de Villareal y es que prácticamente se sucedían las empresas que se dedican a la cerámica, por lo que fue en ese preciso instante en el que entendí el nombre del estadio del equipo de fútbol local. 

Por este motivo fue por el cual, nada más llegar al hotel de Peñíscola y hacer el check-in en el hotel, me dispuse a buscar la tradición cerámica de la zona, así como los usos que se le daban desde la antigüedad a este material y los tipos de él que existían, dado que, como os digo, hasta el momento, apenas tenía conocimiento sobre el tema. Y, entre otras muchas cuestiones, la primera que busqué fue la básica y es que entendemos por la cerámica. Así fue como encontré que la cerámica es el arte de fabricar objetos de porcelana, loza y barro. Esto se consigue a partir de la aplicación de la cocción y del desarrollo de modelos geométricos y dibujos para la decoración de los objetos que surgió con la alfarería, un concepto que define el arte de elaborar vasijas de barro cocido. 

Una vez que tuve claro el concepto ya fue cuando entré más en materia y comencé a buscar donde podría encontrarla de forma habitual y, para mi sorpresa, la realidad es que existen cientos de miles de ejemplos en nuestro día a día, tales como:

  • Azulejos. Entre las cerámicas más habituales, encontramos los azulejos. Tienen un acabado brillante, vitrificado, que facilita su limpieza y resulta muy impermeable, siendo así el elegido para cuartos de baño y lavaderos. También se los escoge para los revestimientos verticales en la cocina, en especial cerca de la zona de cocción. 
  • Gresite y venecitas. Son un acabado mucho más elegante y llamativo. No son cerámicos en sí, sino que son preparados de vidrio cocido, aunque su colocación y características las hacen integrarse al grupo de cerámicas para la construcción. Suelen colocarse en plancha o de manera individual, y son muy resistentes a la humedad. Son las elegidas para cuartos de baño, piscinas y para detalles decorativos.
  • Gres. El gres es otro de los habituales ejemplos, en especial en su variante conocida como porcelánica. Es más resistente y se presenta en acabados brillante, semi mate y mate. Es adecuado tanto para interior como para exterior (a excepción del porcelanato, elegido para interiores por su belleza y fragilidad). También podrás encontrarlo en una variedad de texturas y capacidades de permeabilidad, por lo que se lo suele elegir para pisos, aunque también para revestimientos verticales en salas familiares o habitaciones.

Fue por todo ello por lo que le cogí un gran aprecio a un material que apenas conocía pero que a medida que fui leyendo me fui empapando de sus bondades. Tanto es así que a la vuelta a Madrid me decidí a buscar una tienda que me sirviese este material en casa para poder decorar alguna parte de mi hogar con él y, después de mucho buscar cual era la mejor opción, me acabé decantando por Cerámica a mano alzada shop y es que ellos son los que mejores tarifas y acabados me ofrecieron, por lo que les compré a ellos. Además, una vez hecha la compra todo fueron buenas palabras y es que en pocos días ya tenía mi cerámica en casa lista para decorar alguna de las estancias de mi hogar. 

La cerámica rústica, otra de las opciones más demandadas

Tiene un aspecto más natural, es más opaca y es la adecuada para pisos del interior. Aunque es impermeable, es susceptible a algunas manchas por humedad, por lo que se recomienda plastificarlas o aplicar ceras especiales. Se presenta en el mercado en bloques, baldosas y baldosones.