Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Preguntas a responder antes de elegir un toldo para nuestro hogar

Por el precio que tienen, comprar e instalar un toldo que no vaya a satisfacer los deseos puede hacer que tenga un gran disgusto. En toldosclot.com, en base a su gran experiencia en el sector, creen que hay que los compradores de toldos en su gran mayoría, llegan un poco “a ciegas” a la hora de elegir un toldo.

¿Para qué se quiere?

No es igual un toldo que se va a colocar en una ventana para parar el molesto sol matutino o de por la tarde, así como el calor, que otro que va en el balcón y que nos debe dar sombra en la terraza.

Cada uno de estos tienen sus tamaños que van a condicionar la estructura, la clase de tela, si va a llevar refuerzos, etc.

Los brazos que valen para una ventana o balcón no aguantan extendidos en la cobertura de los bajos. Pensemos que la tela va a dar fresco aunque haga sol, pues no va a tener relación con la que queda destinada a darnos intimidad.

¿Qué medida de toldo necesitamos?

Cuanto mayor sea, más envergadura de brazos o del armazón, si es que pensamos en instalar un armazón de pérgola, por lo que habrá más precio. Cuanto más frágil sea frente al sobrepeso por lluvia o fuerza del viento. Muchas veces mejor que se pongan dos toldos medianos que uno solo que sea grande, especialmente en cuanto al reparto de los esfuerzos.

¿Orientación donde se deberá situar?

Pensemos que el toldo tiene como principal función protegernos del sol el mayor rato que se pueda. Si está orientado a oeste o poniente. Cuanto el sol comience la trayectoria descendente, el toldo va a perder su utilidad. Igual pasará si su orientación es a levante.

Cuando se ponga en alguna clase de este tipo de orientaciones, es bueno elegir brazos que pueden rotar de arriba abajo, de tal forma que el toldo pueda llegar a hacer de cobertor horizontal. Se puede elegir un toldo en capota.

¿Tenemos un régimen de vientos severo?

Si se está en un sitio donde hay cruce de vientos y estamos expuestos a rachas importantes, lo mejor es apostar por una estructura realizada en pérgola salvo si estamos muy guarecidos o el toldo tenga tamaño pequeño, de otra forma estaremos tirando el dinero.

La pérgola no va a disparar el coste de la instalación, pero nos va a garantizar una resistencia que puede ser de hasta 70 km/h, lo que es más que bastante para un día veraniego.

En el mercado existen una serie de basculadores neumáticos suizos que tienen resistencia hasta de vientos de mayor fuerza en los toldos convencionales, pero son más caros que si se opta por la pérgola.

¿Cómo es la climatología de tu zona?

En el caso de que vivas en el norte, con lluvia bastante frecuente, vas a tener que apostar por muchas telas y estructuras que lo que hacen es evitar que el agua se puede acumular cuando el toldo se extiende. Cuando el sol es bastante potente, no te va a valer la tela para parar el calor.

¿Qué elegir, la lona acrílica o tejido microperforado?

Cuando se quiere protección contra los calores, además de que circule el aire con desaturación de la humedad, hay que elegir el microperforado, el cual suele durar más años.

Cuando se busca la versatilidad en díselos y colores, con un mejor precio, se puede apostar por una lona acrílica. La cual también nos va a ayudar a proteger a la lluvia, algo que no hace el microperforado.

Se despliega de forma mecánica o manual

El manual es económico, pero se debe dar a la manivela, algo que no ocurre en el despliegue y repliegue de forma automática, la cual funciona mediante mando a distancia.

Color de las paredes

Aunque parezca una tontería, no lo va a ser. No es que queramos ahorrar dinero adquiriendo un toldo de saldo que luego no vaya a pegar ni en pintura con el propio color de la casa ni de los marcos que tienen las ventanas. La estética es fundamental, en algo que vemos todos los días.

¿Vivimos solos o en una comunidad?

Todo depende, pues si se vive en una casa aislada, de no ser un patrimonio protegido, se puede poner lo que nos puede apetecer más. En el caso de vivir en una urbanización o edificio en comunidad, hay que pensar en las normas de la comunidad.

Lo primero es pedir permiso para la colocación del toldo o pérgola, además de atenernos a los colores que se nos indiquen, algo que queda estipulado en los estatutos. Se puede pasar de la comunidad, pero es posible que nos obliguen a retirar los toldos, salvo que pase una década desde que se colocaron.

Comparte tu amor
Facebook
Twitter

Noticias relacionadas

¿Te gusta la ropa medieval?

Existen determinadas tiendas, tanto a nivel online como a nivel físico, que se especializan en la venta de prendas de tipo medieval. Sí, se sabe

Scroll al inicio

¡Informate con nosotros!

Actualizaciones de última hora: Manténgase informado con nuestro boletín