Los años dos mil son una fuente de inspiración para los late millenial, es decir, aquellas personas que nacieron hasta 1992, aunque la siguiente generación también bebió de las primeras redes sociales, no pudieron explotarlas con la intensidad que lo hicieron las otras generaciones, ya que estas redes sociales empezaron su declive cuando entró Facebook en escena.
Sigue leyendo